ACHTUNG EUROPA!

Por Pablo Colomer

En el aniversario del Día de la Victoria, el pasado 8 de mayo, Felipe González, presidente del Grupo de Reflexión, presentaba su informe sobre el futuro de Europa, titulado Proyecto Europa 2030: desafíos y oportunidades. La repercusión mediática ha sido inversamente proporcional a la importancia del evento. El futuro de nuestro continente está en juego, como lo estuvo en su día ante la amenaza totalitaria; sin embargo, y dejando de lado comparaciones dramáticas y algo pasadas de moda, en estos tiempos encajonados en el presente más inmediato era de esperar que las advertencias de un venerable grupo de estadistas no despertase un gran interés, por no hablar de hacer saltar alguna que otra alarma. “Nuestros descubrimientos no tranquilizan ni a la Unión ni a sus ciudadanos”, advierte el Grupo. “Una crisis económica global; poblaciones envejecidas que amenazan la competitividad de nuestras economías y la sostenibilidad de nuestros modelos sociales; el desafío del cambio climático y de la cada vez mayor dependencia energética; el giro hacia el Este de la distribución global de producción y ahorros; y, ante todo, la amenaza del terrorismo, el crimen organizado y la proliferación de armas de destrucción masiva”. Bueno, tampoco será para tanto, ¿verdad? Desde un keynesianismo mal entendido, algunos responden que, a largo plazo, todos muertos. ¿2030? El futuro queda siempre tan lejos…

El Grupo de Reflexión es un grupo independiente establecido por el Consejo de la Unión para anticipar los desafíos a los que se habrá de enfrentar el continente europeo en la década de los veinte, sí, esa década que vendrá a continuación de ésta recién inaugurada con ánimo sombrío. Muchos dirán que no necesitamos que nos recuerden los peligros que acechan en el futuro impalpable de las décadas del porvenir, que bastante tenemos ya con este presente enzarzado e ingobernable, pero creo que merece la pena oír a nuestros mejores mayores que nutren este grupo de sabios. Forman parte del mismo doce destacadas personalidades de la política y la economía europea, un grupo diverso, como exponen ellos mismos, con intereses diversos y prioridades diversas, pero cuyas conclusiones se han elaborado, tras numerosos debates y discusiones, avaladas por los signos del consenso y el compromiso.

Europa se encuentra actualmente ante un momento decisivo de su historia, nos advierte el Grupo de Reflexión. Tras un largo periodo de introspección, la puesta en marcha del Tratado de Lisboa nos permite volver a enfrentarnos a los desafíos del futuro con nuevas herramientas. En el terreno de la política exterior, los sabios constatan las turbulencias que sacuden la escena internacional: las reglas están cambiando y si la Unión Europea quiere desarrollar su ambiciosa agenda, necesita convertirse un actor más firme y enérgico. Los peligros de una des-globalización son reales y la interdependencia, tan preciada para Europa, puede resentirse; de ahí que la defensa de una interdependencia responsable requiera un mundo donde los principales actores apoyen y acepten trabajar dentro de un sistema de gobernanza multilateral. En Europa debemos promover un nuevo acuerdo global con los poderes emergentes e insistir en la importancia del multilateralismo, la inclusión, la justicia, el desarrollo sostenible, la seguridad colectiva, el respeto por los derechos humanos y el imperio de la ley.

¿Cómo pasar del pensamiento a la acción y de la acción al éxito? Mediante acciones bien pensadas, responden los sabios. Para lograr estos objetivos de política exterior, el proceso de formulación política no debe estar únicamente guiado por los acontecimientos: es necesario un concepto estratégico común europeo. Por medio de un Papel Blanco regularmente actualizado, este concepto estratégico ayudaría a definir las prioridades a largo plazo de la Unión, además de convertirse en el referente de la acción exterior. Otras herramientas podrían ser una Unidad de predicciones y análisis y una Academia Diplomática europea. La clave, como diría Clausewitz, es disponer de una estrategia.

¿Será la Unión Europea capaz de mantener su nivel de prosperidad en este mundo en marcha? ¿Será capaz de promover y defender los valores e intereses europeos? La respuesta del Grupo de Reflexión es afirmativa. Europa puede ser un agente para el cambio, un marcador de tendencias, y no simplemente un testigo pasivo; pero esto sólo será posible, concluyen, si trabajamos juntos. Habrá que hacerles caso y un primer paso es leer detenidamente su informe, algo menos de cincuenta páginas que salvarán Europa. Esperemos.

Pablo Colomer es periodista.

Una respuesta to “ACHTUNG EUROPA!”

  1. QUE NO PARA EL DEBATE EN EUROPA « Says:

    […] colaboradores en Presidencia en la sombra, Pablo Colomer, en la categoría de mejor post, por Achtung Europa!, donde hablaba sobre el informe del Grupo de Reflexión sobre el futuro de Europa. El premio lo […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: