PRIMERA VÍCTIMA DE LA NUEVA EUROPA

Por Pablo Colomer

El presidente de Mongolia, como puede apreciarse en la foto, ha sido una de las primeras víctimas del complejo entramado institucional de la nueva Unión Europea inaugurado tras la entrada en vigor del Tratado de Lisboa.

Tsakhia Elbegdorj, de visita en Europa, no ha podido evitar mencionar el vértigo que le ha producido la profusión de presidentes por estas latitudes. Europa nunca deja de sorprender, a propios y extraños. En este caso, incubando una inédita alteración más o menos grave de la salud, que podríamos denominar vértigo pluripresidencial.

En su encuentro con Barroso, Elbegdorj manifestó todos los síntomas del novedoso vértigo. “Quiero agradecerle al presidente del Consejo Europeo…”, comentaba al tiempo que abrazaba a Barroso, confundido, en busca de una rectificación perdida en su desorientado cerebro. “Perdón, el presidente de los comisarios…”.

Tras ser recibido primero por el presidente del Parlamento Europeo (Buzek), después por el presidente del Consejo Europeo (Van Rompuy), y finalmente por el presidente de la Comisión Europea (Van Rompuy de nuevo… perdón, Barroso), era comprensible el semblante sonrosado del dirigente asiático.

Lo que nos lleva a preguntarnos qué hubiese sucedido si entre los recibimientos se hubiese incluido al también presidente José Luis Rodríguez Zapatero, en este caso presidente rotatorio del Consejo Europeo. Demasiados presidentes en un sólo viaje, en efecto.

Pablo Colomer es periodista.

4 comentarios to “PRIMERA VÍCTIMA DE LA NUEVA EUROPA”

  1. europressos Says:

    Siglos más tarde, vemos que para vencer a Gengis Kan, lo que necesitaban los europeos no era la espada, sino la ley. El laberinto institucional comunitario es el mejor de los muros para detener la caballería mongola. Que San Justus Lipsius pille al bueno de Elbegdorj confesado porque ahora ya no podrá ser miembro del nuevo Servicio Europeo de Acción Exterior

  2. Basir Says:

    je,je. hola. un lío para los europeos, me imagino para los foráneos…

    pero lo importante de la noticia es que ¡Mongolia existe! ¿increíble no?.
    pregunta a cualquier persona a pie de calle en cualquera de los 27 “unidos” -y en los otros- ¿dónde queda Mongolia?.

    ni saben,ni les interesa…la misma respuesta que si preguntas ¿y chipre?
    ¿estonia? ¿eslovenia? -no confundir con eslovaquia…-. un caos!

  3. Rafael Says:

    No deja de ser curioso que tenga que volver un descendiente de Gengish Khan para hacernos ver el ya histórico bizantinismo político y “taifismo” nacionalista que cunden por Europa. Y los europeos en crisis sintiéndose europeos sólo cuando vamos a EEUU y provincianos cuando viajamos por Europa. Hay tantas cosas que fallan en esta construcción, traida por los pelos “económicos”…

  4. Jordi Says:

    Pobre home, la UE no és precisament un ens polític i econòmic gaire transperent precisament…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: