UNA TAREA ÍMPROBA

José María de Areilza

La Presidencia española del primer semestre de 2010 tendrá lugar en un momento crucial europeo de intento de salida de una doble crisis política y económica. En el plano técnico, la preparación española ha sido muy buena, gracias al excelente hacer de los expertos en asuntos europeos del ministerio de Asuntos Exteriores, los cuales tienen una larga experiencia –ésta es nada menos que la cuarta presidencia de la UE que encaran. Pero en el plano político los desafíos son grandes: la presidencia española debería ser el verdadero regreso a Europa de un Gobierno no tan activo como sería deseable en los principales debates de la Unión. Para lograrlo, tendría en primer lugar que elegir dos o tres asuntos que impulsar, además de la obligatoria puesta en marcha del nuevo Tratado de Lisboa. A la vez, debería ser capaz de convencer a la mayoría de gobiernos europeos de centro derecha de que ha optado por la moderación en su política exterior y que se aleja del populismo en su política económica. Aunque el gobierno de Zapatero fuera capaz de hacer todos estos complicados deberes, complica mucho las cosas la situación política de gran desafección hacia el proyecto europeo en Reino Unido, Francia y Alemania.

Tal vez el error de fondo en materia europea de Zapatero, aparte de la pasividad, sea la nostalgia por un pasado que no volverá. La UE ampliada de 2009 es mucho más compleja y ya no hay un proyecto claro o un eje al que apuntarse y que permita defender casi siempre nuestros intereses y valores. El Gobierno español no tiene fácil acomodo en un desdibujado tándem franco-alemán y no tiene sentido conformarse con ser un satélite ocasional de Francia, sin pedir muchas cosas a cambio. La presidencia europea no puede ser sólo una oportunidad para las fotos con Obama y la propaganda en el ámbito doméstico de un liderazgo europeo inexistente. Por el contrario, es la ocasión para que en el plano político regresemos a Europa, con realismo, trabajo y determinación.

José María de Areilza es decano de IE Law School y titular de la Cátedra Jean Monnet-IE.

Una respuesta to “UNA TAREA ÍMPROBA”

  1. Calanda Says:

    Comparto el análisis de José María de Areilza. Pero tengo la impresión de que el tono y las prioridades de la Presidencia Española van desgraciadamente por otro lado. Ya desde el lema: “el cambio ha vuelto a Europa”, la Presidencia Española parece optar por un populismo y unas ganas de comerse Europa que no están en consonancia con la situación real de nuestra Nación y el lugar que ocupamos en el mundo.
    Los tiempos de crisis que vivimos exigen un trabajo discreto, sensato, modesto y sin aspavientos. Los primeros pasos de la futura Presidencia Española no van en la buena dirección. Las prioridades de la agenda política de la Presidencia Española son excesivamente ambiciosas tanto en cantidad como en calidad. La puesta en aplicación del Tratado de Lisboa, la agenda socio-económica, el cambio climático y el medio ambiente, la energía, la Europa de los valores, la ciudadanía europea, la agenda transatlántica, las relaciones con Japón, la alianza de las civilizaciones, la Unión por el Mediterráneo, la puesta en marcha del Servicio Exterior Europeo… Seamos realistas, la Presidencia Española no va a cambiar ni Europa ni el mundo en 180 días. Está bien tener ambiciones, y la Presidencia Española tiene que tenerlas, pero tres o cuatro grandes prioridades, no más. Si aspiramos a correr y ganar el Giro, el Tour, la Vuelta, el Mundial y las Olimpiadas en seis meses, al final es probable que acabemos con una pájara en el primer puerto importante de la Vuelta a León. Seamos realistas, tengamos los dos pies sobre la realidad del país en el que vivimos y no construyamos castillos en el aire. El populismo del Presidente Zapatero empieza a sacarnos los colores en Europa. El traspiés que podemos dar en términos de credibilidad puede ser morrocotudo. Cuidemos la imagen de nuestra marca “España”. Nos ha costado mucho tiempo, energía y esfuerzos darle la forma que la mayor parte de los europeos aprecian. Si no lo hacemos corremos el riesgo de perder nuestra credibilidad en Europa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: